Image default
Destacada La Roja

La Roja femenina dio pelea, pero cayó ante Italia

La selección femenina de fútbol tenía hoy una prueba brava en su preparación para el Mundial de Francia. Enfrente estaría la poderosa Italia, una selección que busca recuperar la memoria y volver a ser grande. Jugando de visita, en Empoli, Chile plantó cara. Atacó y también supo sufrir. Parecía que podía ganar, pero dos descuidos le costaron caro. Acabó perdiendo por 2-1.

La Roja salió a jugar sin complejos. Ahogaba a las dueñas de casa con una presión alta y mantenía en vilo a la arquera Chiara Marchitelli . La más clara llegó a los 19’. Karen Araya recuperó la pelota y cedió para Yesenia López. La atacante, con el arco de frente, le pegó casi cayéndose a la pelota y desvió. Era una buena señal para las dirigidas por José Letelier.

La Azzurra sintió el remezón y se sacudió de sus sombras para tomar el mando del partido. Ilaria Mauro apareció sin marca en el área y solo un monumental achique de Christiane Endler evitó la apertura de la cuenta a los 24’. En el 28’ el pánico volvió a tomar por el cuello a las chilenas. Cristiana Girelli desvió por centímetros su volea. Tres minutos después, Valentina Giacinti sacó un cañonazo que sobrevoló por arriba del travesaño.

Italia siguió machacando, pero Chile se afirmó y defendió bien. Con el asedio constante de las locales se fue la primera mitad.

Al regreso de camarines, parecía que no habría giros de tuerca en la historia. Giacinti se lo perdió sola apenas iniciada la segunda mitad. Pero todo cambiaría a los 52’. Daniela Zamora peinó un córner y la pelota se desvió en Cristiana Girelli, dejando sin ninguna opción a la golera europea.

Con el gol, el elenco sudamericano se replegó, esperando el momento preciso para meter una contra mortal. Las dueñas de casa no tardaron en responder. Endler alcanzó a ponerle los dedos a un centro que se le metía en el arco y Fernanda Pinilla terminó salvando en la línea a los 70’. A la jugada siguiente, fue Camila Sáez quien metió una pierna salvadora. Las locales estaban desatadas y al 73’ encontraron premio. Mauro se elevó sola para conectar un córner servido por Giacinti y puso la igualdad en el marcador.

Con nuevos bríos, y mucho orgullo, la visita se fue a buscar el triunfo. Marchitelli con una espectacular doble atajada dejó a las nacionales con el grito de gol acogotado. Sin embargo, fue Italia la que pegó en el último suspiro. En el segundo minuto de descuento la defensa se durmió y Stefani Tarenzi venció a Endler con un remate cruzado.

Chile rindió un buen examen. Mostró fútbol y carácter, aunque también aprendió una valiosa lección: los errores a este nivel se pagan caro.

ATON Chile/F.S.